Horario Oficinas: 9-14h y 16-19h
gargil@gargil.es

Cuáles son los tipos de bomba de desplazamiento positivo

16/11/22

Dentro de la industria se emplean una gran cantidad de tipos de bombas volumétricas distintas, siendo una de ellas la bomba de desplazamiento positivo, que se puede ver mucho en aquellos procesos que usan fluidos de características complejas.

Estas bombas de desplazamiento positivo se pueden encontrar en cualquier fábrica, pero lo cierto es que abundan más en las que tienen que ver con la alimentación o los productos farmacéuticos.

Bombas volumetricas rotor sinusoidal

Bomba de desplazamiento positivo volumetricas rotor sinusoidal

Qué es una bomba de desplazamiento positivo

Muchas de las bombas que vemos en los procesos industriales mueven los fluidos a una velocidad que depende de la presión a la que estén estos, de manera que si se encuentran a una presión alta irán más deprisa.

Pasa lo contrario si no se han almacenado en un sitio que permita que haya presión o velocidad, así que en este caso saldrán de una forma muy lenta para muchos procesos.

Aquí es donde entra una bomba de desplazamiento positivo, la cual permite que en cada giro o revolución entre la misma cantidad de fluido, con independencia de la presión a la que llegue. De esta manera, se controla mejor su dosificación, lo que es esencial en muchos sectores en los que los líquidos tienen una importancia vital, como es el de la fabricación de medicamentos o en la industria alimenticia.

Cómo funcionan las bombas de desplazamiento positivo

Al igual que pasa con la mayor parte de las bombas, estas tienen elementos móviles en su interior, que en este caso van sobre una pieza fija. Cuando se pone en marcha, dentro de la bomba se hace un vacío parcial y así es como el líquido que tiene que mover llega a ella, quedando en el interior encerrado unos momentos.

El espacio en el que está el líquido se reduce más conforme las piezas internas de la bomba se mueven, así que le proporciona presión y cuando se produce una revolución, o giro, sale impulsado al otro extremo de la bomba, a la salida. Hay que remarcar que esto ocurre con total independencia de la velocidad a la que se mueve el líquido; esta es la principal diferencia con las bombas de desplazamiento negativo.

En este caso, la velocidad de salida del líquido o del fluido siempre depende de la que tiene al entrar en la bomba, algo que no sucede en las de desplazamiento positivo y de ahí que sean tan útiles.

Tipos de bombas de desplazamiento positivo

Entre las bombas de desplazamiento positivo vamos a poder encontrar varios tipos, los principales son los siguientes:

Bombas reciprocantes

Una de sus principales características es que son autocebantes, de manera que se evita la instalación de válvulas de vacío y se pueden poner en marcha a mano o con un motor.

Su funcionamiento se basa en un pistón, el cual consigue crear un vacío y el fluido que mueven se eleva con la presión atmosférica. Además de las de pistón, hay otros subtipos como son la de diafragma mecánico y la de diafragma neumático; una de sus principales diferencias con respecto a las de pistón es que la presión de trabajo es más baja.

A su vez, en ambas bombas, la compresión que consigue que salga el líquido no la genera un pistón, sino que de eso se encarga un diafragma, uno en el caso de las de diafragma mecánico y dos en las de diafragma neumático.

Bombas rotatorias

Otro tipo de bomba con desplazamiento positivo es la rotatoria, que no funciona mediante pistones o diafragmas, sino que lo hace en función de la rotación de aspas o engranajes

Estos llevan los líquidos que hay que mover a unos espacios que quedan en las paredes de la caja, en donde su presión sube y así consigue salir.

La principal diferencia con respecto a los anteriores es la forma en la que parte el fluido a modo de pulsos en la reciprocante y de manera continuada en las rotatorias, las cuales tienen una amplia capacidad de carga.

Un ejemplo son las bombas volumétricas rotativas de doble husillo

Bombas Volumetricas rotativas de doble Husillo

Como ocurre con las bombas reciprocantes, aquí también hay vario subtipos, lo que significa que no será complicado dar con la bomba que mejor se adapte a cada proceso. Por nombrar algunos de ellos, están las de aspas que tienen varias y que giran creando fuerza centrífuga. Así se desplaza el líquido a la salida.

Otras son las de engranajes, las mejores si el fluido tiene una viscosidad muy elevada, capturándolo mediante unos engranajes que giran entre sí de manera conjunta y llevándolo a la salida.

Las bombas de desplazamiento positivo son muy útiles y las podemos encontrar cuando se trabaja con fluidos un tanto especiales, como aquellos que son muy viscosos y en sectores del tipo de la alimentación o la farmacia, permitiendo un control total sobre el movimiento de los fluidos, con independencia de la velocidad o presión de entrada.

En nuestra web, puedes encontrar distintos tipos de bombas y productos relacionados para optimizar el proceso de fabricación de tu empresa.

CEO Gargil Suministros Industriales | + posts

Jose Antonio Garcia Mompeán es Ingeniero Técnico Industrial y Director de Gargil Suministros industriales desde el año 2005