Horario Oficinas: 9-14h y 16-19h
gargil@gargil.es

Falta de presión en una bomba de agua: principales causas y cómo solucionarlo

12/07/22

La falta de presión en una bomba de agua desemboca en un mal funcionamiento de la instalación al no proporcionar el flujo deseado en el bombeo. Aunque esto puede presentar una gran incomodidad para los propietarios de estos equipos, hay veces que la solución es algo bastante sencillo. Repasamos los problemas más habituales y cómo solucionarlos.

Falta de presión en una bomba de agua

Principales causas de la falta de presión en una bomba de agua

Hay muchas causas que originan una falta de presión en una bomba de agua y diferentes soluciones en función de la manifestación de los síntomas que se presenten. Puede generar presión pero no bombear, desarrollar menor caudal del esperado, vibrar en exceso, trabajar a un ritmo normal al principio pero después disminuir… Cada una de estas situaciones implica una avería diferente y una solución distinta, pero en todas de ellas, el resultado es el mismo: se produce una disminución de eficiencia en su funcionamiento.

En Gargil, como especialistas en grupos de bombeo, hemos detectado varios escenarios por los que una bomba de agua se queda sin presión:

  • Rotura en el eje de impulsión.
  • Problemas en el cebado de la bomba.
  • Existencia de burbujas de aire en las tuberías o en la propia bomba.
  • Desacoplamiento de la cuña transmisora del torque al impulsor.
  • Obstrucción en los filtros.
  • Taponamiento u obstrucción en la entrada del equipo.
  • Problemas en el motor.
  • Una presión excesiva para la que está diseñada el funcionamiento de la bomba.
  • Una recirculación del líquido impulsado por los anillos.
  • Pérdidas en las empacaduras de la bomba.
  • Mala colocación de un impulsor.
  • El impeler se ha deteriorado o roto.
  • Hay una obstrucción en la línea de descarga.
  • Mala colocación del sello mecánico.
  • Alto contenido de vapor en el fluido entrante en la bomba.
  • Desalineamiento entre la bomba y su eje del motor.
  • Piezas flojas o sueltas.
  • Suciedad en los rodamientos o pérdida de lubricación en ellos.
  • Las fuerzas radiales no están balanceadas en su eje.
  • En las bombas sumergibles, poco nivel de agua.

Cómo solucionar una avería en la presión de una bomba de agua

Cuando una bomba de agua pierde presión notamos una deficiencia en su funcionamiento y en muchos de los casos observados es como consecuencia de un mal o deficiente mantenimiento, pero en otros, puede ser debido a problemas eléctricos, técnicos o derivados de los propios componentes del equipo de bombeo.

Solucionar la falta de presión en una bomba de agua dependerá de la causa que la ha originado y, a veces, es posible repararla con un poco de maña. Por ejemplo, si la causa de la avería es una acumulación de residuos en el impulsor, bastará con desarmarla y limpiarla. Lo que está claro es que cada situación tiene una solución específica y su diagnóstico es esencial para su reparación. Por ello, aunque a veces esta es muy simple, el problema está en diagnosticarlo.

A continuación, describiremos algunos de los problemas más habituales por los que una bomba de agua se queda sin presión y son fáciles de solucionar.

La bomba de agua no se apaga

A veces, no se produce la parada en un equipo de bombeo, por lo que se puede suponer que hay un problema en su control automático. En estos casos, lo primero es comprobar que haya corriente desde la bomba al control. Si no la hay, la solución pasa por la sustitución del control automático.

La bomba de agua produce muchos ruidos

Es muy habitual que haya una falta de presión en una bomba de agua y se origine un ruido excesivo. Esto puede deberse a causa del taponamiento de su impulsor o de una obstrucción en los conductos de entrada al equipo. La solución pasa por desmontar y limpiar el equipo de bombeo o revisar que las tuberías de entrada estén libres de residuos.

Se origina poco caudal de agua

En estos casos, la bomba funciona, pero no con la fuerza que debería. Una de las causas puede ser la misma que el apartado anterior, pero en otras, es posible que el equipo haya perdido fuerza. Para comprobar esto, debemos medir su voltaje en el presostato con un voltímetro. Si hay poco, se debe cambiar la pieza.

Otra causa de que haya poco flujo de agua puede estar en las propias tuberías de la instalación. Si estas son pequeñas para el caudal transportado, pueden producirse cuellos de botella o haber excesivas pérdidas de carga en su funcionamiento hidráulico, por lo que al final no sale el caudal necesario. En estos casos, hay que volver a dimensionar las conducciones.

La bomba no se ha usado en mucho tiempo

Cuando la bomba no ha funcionado en bastante tiempo, es posible que al ponerla en marcha notemos un zumbido y una pérdida de fuerza. Esto es debido a una entrada de aire en su depósito y para solucionarlo bastará con apagar el equipo, vaciarlo y volver a llenarlo. Para no tener esta avería, es conveniente apagarla si no la vamos a usar en mucho tiempo.

Ya hemos visto que la falta de presión en una bomba de agua puede ser originada por bastantes causas y es algo bastante habitual en estos equipos en algún momento de su vida útil. Un diagnóstico adecuado es capital para su reparación, por eso en función de nuestra experiencia y si no se tienen las cosas muy claras, nuestra recomendación es que lo mejor es llamar a un profesional cualificado.

Si necesitas que diagnostiquemos y reparemos tu bomba de agua sumergible ponte en contacto con nosotros y te ayudamos con tu caso.

CEO Gargil Suministros Industriales | + posts

Jose Antonio Garcia Mompeán es Ingeniero Técnico Industrial y Director de Gargil Suministros industriales desde el año 2005