Horario Oficinas: 9-14h y 16-19h
gargil@gargil.es

Consejos para el mantenimiento de una electrobomba

19/07/22

Mantenimiento de una electrobomba

Realizar con cierta frecuencia el mantenimiento de una electrobomba es totalmente necesario si se quiere tener un funcionamiento adecuado y prevenir averías futuras que puedan originar cortes de suministro. Ya sea en una casa, en un edificio, en una industria, en una piscina o en una instalación agraria, las revisiones de estos equipos prolongan su vida útil y garantizan la eficiencia de las instalaciones de distribución. En Gargil, como especialistas en equipos de bombeo, queremos dedicar este artículo a la importancia que tiene un buen mantenimiento y a las ventajas que conlleva.

Qué es una electrobomba

Para que una bomba pueda producir un movimiento en un fluido es necesaria una energía que genera movimiento en un motor. Si esta es eléctrica, se denomina electrobomba, si se la alimenta con combustible, se la llama motobomba y si es por aire comprimido, bomba neumática.

Las electrobombas se utilizan para impulsar fluidos de un punto a otro y tienen un gran campo de aplicación, utilizándose en áreas domésticas, empresariales, agrícolas e industriales. Están diseñadas para dar un suministro constante en aquellas zonas donde, por diferencias topográficas, una instalación no es capaz de garantizar un régimen de caudal con la fuerza suficiente para que llegue desde un punto a otro.

Tanto las electrobombas de agua como aquellas diseñadas para otro tipo de fluidos presentan las siguientes ventajas:

  • Tienen grandes rangos en presiones y en diversidad de bombeo de fluidos con densidades y viscosidades muy amplias.
  • Funcionan con regímenes muy variables de velocidad.
  • Presentan bajas vibraciones mecánicas.
  • Tienen flujo libre de pulsaciones.
  • Son fáciles de instalar, maniobrar y de mantener.
  • Apenas producen contaminación.
  • Sus diseños son muy compactos y tienen una gran vida útil.

Sin embargo, presentan las siguientes desventajas:

  • Costes de adquisición altos.
  • Sensibilidad ante diferentes viscosidades.
  • Las altas presiones que soportan necesitan de extensiones de dispositivos de bombeo.
  • Es necesario tener una toma de corriente eléctrica para su funcionamiento.

Cómo hacer un correcto mantenimiento de una electrobomba

El mantenimiento de una electrobomba puede diferir en función del tipo que sea y de su frecuencia de uso. La razón es muy simple: aquellos equipos que trabajan constantemente, su desgaste es mucho mayor, y, por consiguiente, los periodos de mantenimiento deberán ser más cortos si queremos una buena eficiencia en su funcionamiento.

Los periodos de mantenimiento de los equipos vienen definidos por el fabricante de los equipos o bien por el usuario final en base a su experiencia y uso del equipo en las condiciones de trabajo definidas.

Las tareas de mantenimiento a realizar vienen determinadas en función del número de horas de los equipos.

Otras veces las tareas de mantenimiento son correctivas. Estas tareas unas veces las hace la propia empresa con sus equipos de mantenimento. En otras ocasiones por varias motivos, este servicio se  subcontrata y Gargil les puede ofrecer su servicio Gargil Care.

Nos encargamos de retirar la bomba y hacer un diagnóstico de la bomba. Como conocedores de las bombas y nuestras marcas, podemos hacer el mantenimiento del equipo con total garantía.

Además de lo anterior, es preciso realizar las siguientes tareas de mantenimiento:

  • Examen de vibraciones, donde se pueden detectar aquellos patrones que sean anormales en su régimen de funcionamiento.
  • Estudio de ultrasonidos que se hace con un analizador y sirve para detectar problemas en las tuberías o en la propia bomba.
  • Análisis de temperatura para comprobar que su motor eléctrico funciona en perfectas condiciones.

Beneficios de un buen mantenimiento de bombas de agua

Un buen mantenimiento de una electrobomba asegura un funcionamiento eficaz y un régimen continuo de bombeo. Esa es la razón principal para realizarlo, pero además, se consiguen los siguientes beneficios:

  • Ahorro: un mantenimiento preventivo de estos equipos ahorra tiempo y dinero. Tiempo porque es posible adelantarse a un fallo en la instalación y dinero porque evita averías más costosas que se podrían producir.
  • Seguridad y efectividad: las revisiones periódicas y el mantenimiento ayudan a mantener un régimen de funcionamiento constante del sistema y evitan las paradas de suministro.
  • Evita suciedad y obstrucciones: no es infrecuente que un fluido contenga residuos ajenos a él que ensucian y pueden causar obstrucciones tanto en el motor de la electrobomba como en las propias tuberías de la instalación. Un mantenimiento constante evita todo esto y permite un funcionamiento óptimo de todo el sistema de bombeo.

 

Es un error pensar que el mantenimiento de una electrobomba es un coste innecesario. La realización de estas tareas por parte de un experto es la mejor forma de garantizar un suministro constante y de descartar situaciones que pueden ocasionar problemas en un futuro cercano, aparte de alargar la longevidad de estos equipos. Un buen mantenimiento debe considerarse un ahorro a largo plazo, tanto en gastos innecesarios como en molestias.

CEO Gargil Suministros Industriales | + posts

Jose Antonio Garcia Mompeán es Ingeniero Industrial y Director de Gargil Suministros industriales desde el año 2005