Horario Oficinas: 9-14h y 16-19h
gargil@gargil.es

Juntas industriales detectables al envasar productos

11/10/22

La industria alimentaria se enfrenta a muchos retos debido a que hay que tener mucho cuidado, y uno de ellos es el evitar que dentro de los alimentos quede algún resto extraño, como las juntas industriales detectables, para lo cual se ha desarrollado un método de lo más ingenioso.

Nosotros conocemos bien los problemas que nuestros clientes pueden tener con las juntas de los envases y uno de ellos es que lleguen fragmentos al proceso de envasado, algo que no es admisible.

Juntas industriales detectables

Qué son las juntas metaldetectables o detectables

En muchas de las máquinas que envasan productos alimentarios como las bombas dosificadoras de membrana, los que compramos en la tienda o llegan a los restaurantes en tamaños mayores, se ponen miles de juntas todos los días que son las que garantizan la estanqueidad del producto.

Son sellos, normalmente de goma o materiales similares, que consiguen que el aire no entre en el artículo que compramos, por lo que estará en las mejores condiciones cuando lo abramos, pues no habrá estado en contacto con el aire.

Estas juntas industriales las pone una máquina de forma automática y se pueden romper en cualquier momento, por lo que acabarían dentro de la comida o bebida que compramos, lo cual se evita si son metaldetectables.

De esta forma, este tipo de juntas son aquellas a las que se les añade un metal (suele ser en forma de polvo), con el fin de que puedan ser detectadas por imanes y retiradas de la cadena de envasado.

El papel de las juntas industriales detectables en el proceso de envasado

Envasar muchos tipos de productos, en especial los líquidos, es muy complicado sin una junta de nitrilo, silicona, o cualquier otro material plástico flexible que haga de cierre.

Se trata de juntas que son similares a las que podemos ver en los grifos de las viviendas, pero de un material que es apto para la alimentación, que no desprenden ningún tipo de tóxico si entran en contacto con la comida o la bebida.

Durante el envasado se usan miles de ellas y las máquinas las ponen a una velocidad increíble, lo que supone que el ojo humano no es capaz de darse cuenta de si las está rompiendo, o si una se ha partido.

Evitan que las máquinas se estropeen

Cuando se habla de las juntas industriales con metales siempre se piensa en un problema de seguridad alimentaria, que es muy grave, pero también hay que tener en cuenta que pueden ocasionar un destrozo en algunas de las máquinas que llevan a cabo el proceso de envasado.

No están preparadas para que haya fragmentos de goma, los cuales seguro que terminan en el peor lugar, provocando una obstrucción, una rotura o el paro de la máquina, cuyo resultado son pérdidas económicas que llegan a ser muy cuantiosas.

Todo esto pasa por unos fragmentos de goma, algo que se evita gracias a que los imanes los retiran o a que un detector de metales avisa de su presencia.

Se ahorra así tiempo, dinero y el estrés que genera el tener que parar de trabajar por algo tan insignificante como una junta tórica o de cualquier otro tipo.

Ahorran pérdidas económicas cuantiosas

Otra de las situaciones es que cuando se está envasando el producto un trabajador o un responsable de la fábrica se dé cuenta de que a uno o a varios envases les falta la junta, lo que quiere decir que se ha roto, o ve fragmentos de esta en el alimento que se está envasando.

Eso supone que la producción puede estar contaminada, lo cual no es admisible cuando hablamos de alimentación, y el resultado es que habría que tirar todo lo que se ha envasado hasta ese momento, pues no es posible vender nada si se tiene la sospecha de que es probable que lleve trozos de junta.

Como es lógico, tirar el producto envasado de todo un día no es algo que una empresa se pueda permitir, así que las juntas industriales con metales lo evitan.

Si esto sucediera, los imanes o los detectores se encargarían de retirar los fragmentos, sin necesidad de parar ni de tirar nada a la basura, pudiendo revisar con calma si hay un problema en la envasadora, en ese lote de juntas o es un error puntual.

Es una tecnología simple, pues basta con añadir ferrita cuando se fabrican las juntas, pero de lo más útil en todas aquellas fábricas que tengan que ver con la alimentación y que las usen para sus productos.

Entre las juntas industriales más utilizadas en el sector de la alimentación están las detectables, que se pueden eliminar de la cadena de producción en el caso de que se rompan con electroimanes o detectores de metales. Esto asegura que no nos las encontraremos en la comida cuando abramos una botella o cualquier tipo de envase que las lleve.

Si necesitas juntas industriales detectables para tu cadena de producción de alimentos ponte en contacto con nosotros y te ayudamos

CEO Gargil Suministros Industriales | + posts

Jose Antonio Garcia Mompeán es Ingeniero Técnico Industrial y Director de Gargil Suministros industriales desde el año 2005