Horario Oficinas: 9-14h y 16-19h
gargil@gargil.es

Bombas neumáticas de doble diafragma: ¿para qué sirven?

14/04/21

Dentro de las impulsiones de fluidos, las bombas más conocidas son las hidráulicas. Pero, si se quiere impulsar fluidos o líquidos tóxicos y corrosivos, hay que irse a otro tipo de elementos. Una vez que se conoce para qué sirve una bomba de diafragma, puede entenderse por qué son las más usadas a nivel industrial. Y lo que vamos a contar a continuación, es todo lo que hay que saber de este tipo de máquinas elevadoras que solo necesitan de aire comprimido para funcionar.


Bombas neumáticas de doble diafragma: ¿para qué sirven?

Qué son las bombas neumáticas de doble diafragma

Una bomba de membrana, también denominada bomba neumática de doble diafragma, sirve para aportar la fuerza necesaria para que un fluido pueda moverse a través de una conducción. A diferencia de las mecánicas o las hidráulicas, aportan presión gracias al aire comprimido que contiene.

Este tipo de bombas no tienen partes rotativas ni sellos mecánicos y además, tienen otro tipo de ventajas con respecto a otro tipo de bombas como ser autocebantes, sumergibles, portátiles y antiexplosivas. Funcionan perfectamente en seco, prácticamente no sufren desgaste y son extremadamente simples de funcionar.

Para qué sirven

Ahora que sabemos qué es una bomba de diafragma, veamos para qué sirve. Este tipo de bombas son muy utilizadas para bombear todo tipo de fluidos, estando especialmente diseñadas en aquellos con un alto índice de sólidos o aquellos que sean tóxicos, agresivos o corrosivos, evitando contaminaciones y goteos.

Por ello, son muy usadas en muchos campos en la industria como en oil-gas, química o en minería, entre otros.

Cómo funciona una bomba neumática de doble diafragma

Para saber cómo funciona una bomba de diafragma, hay que entender que esta operación se basa básicamente en la interacción de sus cuatro elementos principales: un par de diafragmas o membranas, el eje que los conecta, la válvula distribuidora de aire y las cuatro válvulas de bola o esfera. El movimiento alterno del diafragma produce la succión y el impulso del producto a través de la válvula. Este movimiento se produce mediante aire comprimido, que se distribuye a un diafragma u otro a través de una válvula de aire.

Para que una bomba de membrana tenga funcionamiento, es necesario conectar aire comprimido sobre ella. La válvula distribuidora lo envía a uno de los diafragmas, separándose de esta forma del eje central. Como las dos membranas están unidas mediante un eje, a medida que una membrana se va separando, la otra se va acercando, generando, de esta forma, una depresión en la cámara del fluido y expulsando el aire al exterior.

Debido a la diferencia de presión existente entre la cámara y el exterior, el fluido a bombear ingresa en la bomba abriendo la válvula de bola. Cuando el eje alcanza el final de su recorrido, la válvula distribuidora cambia el sentido del aire, enviándolo al posterior del otro diafragma.

En este momento, se produce un cambio de recorrido del eje y las membranas, produciendo de esta forma, el vaciado de la cámara del fluido y generando un vacío en la otra. Esto se produce gracias a la apertura y cierre de las válvulas de esfera, debido al cambio de dirección del flujo de aire. Este ciclo se va repitiendo mientras haya aire comprimido que alimente a la bomba, aunque en esta no haya ningún tipo de fluido.

En el caso de la bomba neumática Phoenix de doble membrana, puede producir presiones  hasta de 8 bares. Y a diferencia de bombas como las hidráulicas, no sufrirá daños debido a golpes de ariete ocasionados por el cierre del suministro, obstrucciones en filtros o posibles aumentos de carga ocasionados en la conducción del fluido. El filtro de escape va incorporado en el bloque central de la bomba, por lo que tiene un diseño más compacto. La  bomba se puede configurar en base al producto que va a trasegar, desde el cuerpo de la bomba, material de las membranas, material de las válvulas, etc. Puede bombear líquidosde hasta 55.000 cps.

Impulsar fluidos viscosos o tóxicos y corrosivos, es algo que no puede realizarse con cualquier tipo de bomba.Todas las bombas PHOENIX disponen de certificado ATEX ZONA 1 y ATEX ZONA 2 por lo que son aptas para las condiciones de trabajo que exigen el bombeo de este tipo de productos.

Si necesitas una empresa de suministros industriales en Murcia proveedora de estos equipos ponte en contacto con nosotros para un presupuesto a medida y te contestamos en menos de 24h laborables